Publicado el Deja un comentario

Sexto y último encuentro de Bobbin Lacee

Nuestra sexta reunión transnacional se celebró en línea, igual que las dos anteriores, debido a la imposibilidad de reunirnos por la pandemia del COVID-19 que está afectando a todo el mundo.

Esta ha sido la última reunión internacional del proyecto, que debía ser especial, e implicaba la participación de más personas que las anteriores. Éramos 75 participantes, y tuvimos que hacerlo a través de ZOOM. La pantalla se dividió automáticamente en tres partes, porque no se podía mostrar a tantos participantes en una sola pantalla al mismo tiempo. Alumnas/os, profesoras/es y organizadoras de los seis diferentes países se conectaron a la reunión en línea, que comenzó con un discurso de bienvenida de Elda Gantner, y donde recordamos a nuestra recientemente fallecida coordinadora Marianne Stang. Elda Gantner y Anneliese Wienands han sido muy valientes al continuar el proyecto en honor a nuestra coordinadora.

Cada país se presentó brevemente, y después nos dividimos en grupos más pequeños. Cada grupo tenía un/a profesor/a, y en todos los grupos se nos enseñó a hacer remates invisibles perfectos en una serie de diez piezas. El manual didáctico fue preparado por Martina Wolter-Kampmann.

La primera impresión al saber que habría más de diez patrones fue bastante abrumadora, ya que se necesita mucha concentración y habilidad para trabajar con hilos mágicos cuando es por primera vez. Pero tuvimos cinco días de talleres, que fueron acompañados de vídeos muy completos y claros, así como de fantásticos diagramas de todas las partes difíciles.

Hemos comprobado que, lamentablemente, una clase online no deja la posibilidad de intercambiar conocimientos entre las/los participantes, ya que están concentrados en el trabajo y en la comprensión de un idioma extranjero, y no ven el trabajo de los demás para comentarlo. Esta es la parte triste y negativa de no haber podido vernos físicamente. La misma sensación que tuvimos en las anteriores reuniones virtuales.

Además de los talleres prácticos, el equipo alemán había preparado conferencias y vídeos muy interesantes: sobre los diferentes encajes que se hacían o se siguen haciendo en Alemania, sobre las diferentes almohadillas, soportes de almohadillas y bolillos que se encuentran en Alemania, sobre las encajeras y diseñadoras/es más relevantes de los últimos 100 años en Alemania y también un extenso vídeo sobre los hilos metálicos y cómo se hacían para los encajes metálicos en la Industria Leonesa.

El sexto y último encuentro transnacional ha sido una mezcla de alegría porque pudimos encontrarnos con muchas caras ya conocidas y pudimos aprender algo nuevo en encaje, y de tristeza porque ha sido el último encuentro de este largo proyecto en el que tanto hemos trabajado durante tres años.

La organización de los socios alemanes ha sido muy buena. Todas y todos hemos superado las dificultades que implicaba una enseñanza del encaje de bolillos en línea, lo que nos parecía imposible antes de la pandemia. Todas las profesoras eran serviciales y alegres. Las clases se impartieron en inglés, y llevó su tiempo traducirlas al francés, italiano, checo y español, ya que la mayoría de los participantes de estos países no hablaban ni entendían el inglés. Ahora todos los profesores participantes tienen que enseñar a sus propios alumnos lo que han aprendido en este encuentro. Esta enseñanza también se llevará a cabo en línea.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *